ASTRÁGALO: ¿QUÉ ES Y QUÉ FUNCIÓN TIENE? - FISICO.TV

ASTRÁGALO: QUÉ ES Y CON QUÉ ARTICULACIONES SE RELACIONA

El astrágalo es un hueso singular que se sitúa en la región del tobillo. Exactamente puedes encontrarlo entre la mortaja tibioperonea, en la cual debe mostrarse relativamente estable, y el hueso calcáneo.

Las referencias más importantes que debes conocer sobre él es que forma parte del tobillo y sirve de inserción para los ligamentos de esta articulación. Sin embargo, no hay ningún tendón que se inserte en él.

Esto último conlleva dos característivas:

  • Puede adaptarse sin dependencia de los músculos y comportarse como un hueso rótula.
  • Está mal vascularizado, por lo que se vuelve proclive a las necrosis.

El astrágalo es el encargado de repartir el peso del cuerpo en tres direcciones, descomponiendo las fuerzas hacia:

  • Calcáneo o posterior.
  • Escafoides o antero interna.
  • Cuboides o antero externa.

Como resumen, podemos decir que el astrágalo es un hueso que forma parte de la articulación tibiotarsiana, la subastragalina y la articulación de Chopart. Su función es repartir las cargas de nuestro peso en tres direcciones, como si del centro de un trípode se tratara.

Aun así, para entender la importancia que tiene el hueso astrágalo a nivel general, debemos estudiarlo en su contexto. Y es que no solo es importante a nivel de la extremidad inferior, sino también a nivel de la estática global y, por tanto, de la salud del individuo.

El astrágalo en su contexto: articulación del tobillo

Como sabes, la articulación del tobillo es la articulación distal del miembro inferior. Es la que une la pierna con el pie.

Así, podemos decir que el tobillo está formado por tres huesos y las articulaciones que los unen.

Los huesos son:

  • La tibia.
  • El peroné.
  • El astrágalo.

Veamos ahora en detalle las articulaciones en las que interviene el astrágalo.

Articulación tibiotarsiana

La articulación tibiotarsiana está formada por dos extremos. En ella encontramos la tibia y el peroné por arriba, y el astrágalo por debajo.

Además, hay todo un sistema ligamentario que mantiene estas tres estructuras unidas. Nos referimos a:

  • La membrana o ligamento interóseo que da origen a la sindesmosis tibioperonea.
  • El sistema ligamentario interno.
  • El sistema ligamentario externo.

¿Qué son la membrana interósea y los ligamentos tibioperoneos?

Esta membrana se trata de una aponeurosis que solidariza la tibia y el peroné. Su misión es, principalmente, asegurar una correcta función amortiguadora y un adecuado aporte sanguíneo a la pierna.

¿Qué es el sistema ligamentario interno de la articulación tibiotarsiana?

El ligamento lateral interno o ligamento deltoideo está formado por dos capas diferenciadas.

  • La capa profunda, que está formada por tres fascículos que resultan similares al externo.
  • La capa superficial, cuya forma nos recuerda a un abanico.

¿Qué es el sistema ligamentario externo de la articulación tibiotarsiana?

El ligamento lateral externo también está formado a su vez por tres fascículos.

  • Peroneoastragalino anterior o ligamento anterior.
  • Peroneocalcáneo o ligamento medio.
  • Peroneoastragalino posterior o ligamento posterior.

Articulación subastragalina

Llamamos articulación subastragalina a la que está formada por los huesos astrágalo y calcáneo. Y es que el astrágalo se encuentra apoyado sobre el calcáneo a través de dos caras articulares, una anterior y otra posterior.

La articulación anterior está formada, en el astrágalo, por una cara convexa. Esta forma parte de la superficie articular común que va a contactar también con el escafoides. Por el lado calcáneo, se trata de una superficie cóncava que recibe a la astragalina. 

Diagrama

Descripción generada automáticamente

La articulación posterior está formada a nivel del astrágalo por una superficie cóncava en forma de nalgas de un jinete. Esta se apoya sobre una superficie convexa en forma de silla de montar formada por el calcáneo.

Podemos ver que queda una estructura en forma de túnel determinada entre las dos articulaciones. A esto lo llamamos el seno del tarso.

Las articulaciones subastragalinas ponen en relación el pie interno y el pie externo y constituyen el sistema amortiguador de la inercia de los segmentos superiores.

Mapa

Descripción generada automáticamente

¿Qué son los ligamentos interóseos de la articulación subastragalina?

Para las dos articulaciones que tenemos en la articulación subastragalina, poseemos dos cápsulas. En el caso de la articulación posterior, es única; pero en el caso anterior, es una cápsula común con la mediotarsiana.

Una doble hilera de ligamentos situados a lo largo del seno del tarso se encarga de asegurar la estabilidad articular.

Dibujo animado de un personaje animado

Descripción generada automáticamente con confianza baja

¿Cuál es la función de la articulación subastragalina?

Podemos considerar a la articulación subastragalina como la amortiguadora principal del pie. De hecho, no es extraño que los pacientes describan una sensación de “pie bloqueado” o “pie compacto” cuando esta se halla bloqueada. 

Se trata de una articulación sinovial, dividida en dos compartimentos, que es estabilizada por el ligamento interóseo astragalocalcáneo, situado en el seno del tarso. 

Sus movimientos se describen en un plano inclinado hacia adentro y hacia adelante. 

page7image3575549104

Podemos describir los movimientos del astrágalo respecto al calcáneo como movimientos anterointernos y posteroexternos. Además, a ellos se les une un descenso y un ascenso del astrágalo durante los movimientos de eversión e inversión respectivamente. 

Anatómicamente, el eje longitudinal del astrágalo tiene una orientación oblicua de atrás hacia delante y de fuera hacia dentro. En el plano vertical, el hueso se hunde hacia delante unos 50º. Los deslizamientos anteroposteriores del astrágalo sobre el calcáneo se hacen: hacia delante, hacia dentro y hacia abajo; y hacia atrás, hacia fuera y hacia arriba. 

Articulación mediotarsiana o articulación de Chopart

Esta articulación se conoce como mediotarsiana o de Chopart. Se trata del conjunto articular formado por el astrágalo y el calcáneo por detrás, y el escafoides y el cuboides por delante.


Su misión es encargarse de repartir las cargas procedentes de la tibia hacia el pie externo e interno. También se ocupa de repartir las dirigidas hacia la tibia, fundamentalmente desde el pie interno.

¿Qué son los ligamentos de la articulación mediotarsiana?

En las siguientes imágenes podemos ver cada uno de los ligamentos y dónde están situados. En la parte superior de la imagen, de izquierda a derecha, tenemos:

  • Astragaloescafoideo y calcaneocuboideo.
  • Chopart.
  • Glenoide.

Y en la parte inferior, también de izquierda a derecha, aparece el calcaneocuboideo inferior en dos capas, la profunda y la superficial.

Diagrama

Descripción generada automáticamente con confianza media

Tendones del tobillo

Aunque el astrágalo carece de inserciones tendinosas, no podemos dejar de mencionar la cantidad de tendones que atraviesan el tobillo.

Podemos clasificar los tendones del tobillo en relación a su distribución regional, entendiendo que este aspecto está relacionado con su función estabilizadora del tobillo.

También debemos tener en cuenta que, debido a sus relaciones con el peroné y el astrágalo, los tendones del tobillo pueden verse sujetos a leves desplazamientos. Estos desplazamientos van a variar su biomecánica y este caso puede estar en el inicio de algunas de sus patologías.

Dependiendo de dónde se encuentran, podemos hablar de los siguientes tendones.

  • Anterior
    • Tibial anterior.
    • Extensor largo del dedo gordo.
    • Extensor largo de los dedos.
    • Peroneo anterior.
  • Posterior
    • Tendón del tríceps sural.
  • Medial
    • Tibial posterior.
    • Extensor largo del dedo gordo.
    • Extensor largo de los dedos.
  • Lateral
    • Peroneo lateral corto.
    • Peroneo lateral largo.

Pie plano y pie cavo

Al hablar del astrágalo, tenemos que mencionar también al pie plano y al pie cavo. Y es que existe una relación entre la inclinación del eje de la articulación subastragalina y estos problemas

Inman describió una variabilidad de la inclinación del eje de entre 20º y 68,º dando un valor medio de 42º de inclinación respecto al plano horizontal. 

Cuando la inclinación del plano se halla en los 45º, la proporción entre la rotación del calcáneo y la pierna es de 1:1. Así, cuanto más horizontal es el plano del eje, más capacidad de rotación tiene el calcáneo. Y cuanto más inclinado el eje, menor capacidad de rotación tiene el calcáneo. 

El pie plano posee un eje más horizontal, lo cual se relaciona con una mayor movilidad del calcáneo. Por su parte, el pie cavo cuenta con un eje más inclinado, por lo que es un pie más rígido. 

Dinámica conjunta del pie y del tobillo 

La movilidad del pie está relacionada con los movimientos de la articulación subastragalina, la articulación de Chopart (astrágalo-navicular y calcáneo-cuboidea) y la articulación de Lisfranc.

Además, también se relaciona con la movilidad intrínseca de cada uno de sus elementos entre sí, la cual está condicionada por los elementos musculotendinosos y capsuloligamentarios. 

En la recepción del paso, el pie toca el suelo por el talón. Así resulta que el astrágalo recibe de la tibia un empuje hacia delante, que resulta “absorbido” por el sistema de ligamentos de la articulación tibiotarsiana y de los ligamentos subastragalinos. La tibia se desliza ligeramente hacia delante sobre el astrágalo, lo que pone en tensión los haces posteriores de los ligamentos laterales, sobre todo el astrágalo, que se desliza hacia delante sobre el calcáneo. 

Asimismo, precediendo al impulso, un empuje hacia atrás hace deslizar las dos articulaciones, empuje “absorbido” por los haces anteriores de los ligamentos laterales y la capa posterior del ligamento del seno del tarso. 

Intervienen igualmente deslizamientos parecidos en la ascensión de un plano inclinado o en su descenso. Están presentes en todos los gestos de la vida corriente que necesitan apoyos del pie sobre el suelo. Asimismo, todos los traumatismos del pie pueden transformarse en disfunción. 

page3image3579462352

page4image3669097312

Esta fisiología de los apoyos del pie es la de los micromovimientos de la tibia sobre el astrágalo y la de los deslizamientos del astrágalo sobre el calcáneo o del calcáneo bajo el astrágalo. Es a nivel de estos micromovimientos donde se situarán las disfunciones osteopáticas de este sistema. 

A medida que progresamos sobre el paso, la carga se va desplazando desde el talón, pasando por el lateral del pie y el istmo, para finalizar la propulsión mediante las cabezas de los metatarsianos. Es en este punto donde la longitud de los metatarsianos, fórmula metatarsal, va a marcar las zonas de sobrecarga metatarsal del pie. 

Lesiones del astrágalo

Aunque existen distintas lesiones que pueden darse en este hueso, vamos a hablar especialmente de las lesiones traumáticas y de las fracturas.

Lesiones traumáticas del astrágalo 

Hemos de tener muy presente que el astrágalo participa en la constitución de tres articulaciones:

  • Tibiotarsiana.
  • Subastragalina.
  • Chopart.

Es lugar de inserción de numerosos ligamentos, pero de ningún tendón, lo cual implica una muy pobre vascularización y un alto riego de necrosis ósea.

El astrágalo esta sometido a grandes presiones trasmitidas desde la pierna al pie. En el deporte se traducen en microtraumatismos repetidos que pueden tener repercusiones fundamentalmente en tres zonas. ¿Cuáles?

  • Anterior. Síndrome de hipersolicitacion anterior. Relacionado con la flexión dorsal máxima, el reborde tibial anterior entra en contacto con el cuello del astrágalo. También la flexión plantar máxima puede provocar osteofitos por tracción de la cápsula articular.
    La radiografía pone de manifiesto las deformaciones osteofíticas correspondientes.

sindrome de hipersolicitacion anterior del astragalo.jpg

  • Posterior. Síndrome de la cola del astrágalo. En este caso, la patología está asociada a un impacto repetido de los tubérculos posteriores del astrágalo contra el borde posterior de la tibia en las flexiones plantares forzadas.
    La radiografía muestra un tubérculo posterior difuminado, irregular, fragmentado y a veces separado del cuerpo del astrágalo.

sindrome de la cola del astragalo.jpg

  • Cúpula astragalina. Lesión osteocondral de la cúpula astragalina. Es una lesión difícil de diagnosticar. Generalmente tiene un origen traumático o microtraumático y se caracteriza por un dolor crónico de tobillo que se acentúa en la carrera. En ocasiones es tan intenso que hace detener la actividad y produce eventuales bloqueos articulares.

Fracturas del astrágalo

Se localizan a nivel del cuello y  se relacionan con mecanismos de hiperflexión dorsal forzada. Su gravedad está relacionada con el alto riesgo de necrosis avascular de este hueso.

Las fracturas por estrés más habituales son las del:

  • Metatarsiano +++.
  • Calcáneo ++.
  • Escafoides tarsiano +.

Ahora que ya conoces todo lo que necesitas saber acerca del astrágalo y el tobillo en general, quizás también te interesen estos artículos sobre la anatomía de la pelvis femenina o sobre la osificación.

Diplomado en fisioterapia por la Universidad de Cantabria (2008). Director Instituto de Osteopatía y Terapias Manuales desde enero del año 2000. Profesor de Osteopatía Terapias Manuales y Postgrados de Fisioterapia desde 1996.


¿Olvidaste tu contraseña?
¡Oferta Black Friday!
Apúntate por solo 1€ a TODOS nuestros CURSOS

TODOS los Cursos para Fisioterapeutas. A partir del segundo mes, 9.99€. Sin Compromiso de Permanencia.