SÍNDROME DEL TÚNEL CARPIANO: ¿Qué es?, anatomía, causas y más

SÍNDROME DEL TÚNEL CARPIANO (S.T.C.): ¿Qué es?, anatomía, síntomas, tratamiento y más

¿Qué es el síndrome del túnel carpiano?

Antes de saber qué es el síndrome del túnel carpiano debes conocer que es el túnel carpiano. El túnel carpiano es un conducto osteofibroso situado en la cara ventral de la muñeca y que proporciona un acceso a la mano de las estructuras que lo atraviesan.

Comprendido entre el surco carpiano y el retináculo de los flexores, da paso un conjunto de tendones, nervios y vasos sanguíneos.

Entre ellos se encuentra el nervio mediano que es el principal responsable de la sintomatología característica de esta patología.

El síndrome del túnel carpiano es, por tanto, un conflicto de espacio de todas estas estructuras, a su paso por dicho túnel, que deriva en un conflicto del nervio mediano y conduce a un cuadro de síntomas y signos relacionados con su distribución.

Evidentemente este fenómeno compresivo afecta también al resto de estructuras complicando el flujo vascular y la función de los tendones.

De igual manera, te ayudaremos en el presente artículo a saber todo lo necesario referente al síndrome, con la finalidad de mostrar su anatomía, su patología, su valoración y tratamiento.

¿Anatomía del túnel carpiano?

Como bien sabemos el túnel carpiano está conformado por:

  • El Pisiforme y el gancho del hueso Ganchoso en su margen lateral.
  • En el tubérculo del Escafoides y tubérculo del Trapecio en el margen lateral.
  • El retináculo de los flexores que se extiende entre los dos extremos anteriormente citados.
Túnel del carpo en diseccionado anatómica. Vista proximal.

Las estructuras que lo atraviesan son:

  • Tendones flexores profundos.
  • Tendones flexores superficiales.
  • Nervio anterior cubital.
  • Retináculo de los flexores.
  • Nervio mediano
  • Flexores largo del pulgar
  • Flexor cubital del carpo
  • Husos: Trapecio, trapezoide, grande y ganchoso.

¿Causas de síndrome del túnel carpiano?

El STC es la neuropatía mas frecuente representado el 90% de todas las neuropatías. Afecta a casi el 4% de la población con mayor prevalencia en las mujeres entre 30 y 60 años.

Son diversas las causas que puede generar la afección del túnel carpiano.

Vamos a mencionar a continuación algunas de ellas:

  • Fractura de Colles o del carpo.
  • Luxaciones y subluxaciones de los huesos del carpo.
  • Procesos de inmovilización postcirugia y las adherencias que se pueden desprender de estas.
  • Retención premenstrual de líquido.
  • Artritis reumatoide precoz con engrosamiento de las vainas tendinosas.
  • Realizar movimientos repetitivos de la muñeca.
  • Mantener la muñeca por mucho tiempo en una sola posición.
  • Enfermedades crónicas como la diabetes.
  • Sobrepeso.
  • Trabajo con elementos vibratorios o movimientos que requieran el uso frecuente de la muñeca.

¿Cómo prevenir el síndrome del túnel carpiano?

La verdad es que no existe una estrategia propiamente para prevenir el síndrome del túnel carpiano, pero sí existen varias recomendaciones que nos puede ayudar a minimizar los daños en las manos y muñecas y estos son algunos de ellos:

  • Relajar el agarre y reducir la fuerza. Esto es importante en los deportes de «grip», Golf, tenis, etc.
  • Cuando utilices las manos toma descansos cortos con frecuencia.
  • Evita flexionar o extender excesivamente la muñeca.
  • Cuida tu postura, esto afecta a los nervios y tendones de la muñeca.
  • Si trabajas con el mouse del ordenador, busca uno que sea ergonómico.
  • Siempre procura mantener las manos calientes mientras trabajas, ya que el frío produce rigidez.
  • Mantener un nivel adecuado de hidratación, bebe frecuentemente.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome del túnel carpiano?

Aunque la descripción de los síntomas puede variar de unos pacientes a otro en función del grado de afectación y de los mecanismos que lo desencadenan muchas de las veces las personas que padecen este síndrome lo describen como parestesias en la mano, en ocasiones se ven afectados todos los dedos (esto es a causa de la anastomosis que une al nervio mediano con el nervio cubital en la propia mano), pero por lo general el dedo meñique está asintomático, la parestesia se puede llegar a irradiar hasta el codo.

De igual manera, se sienten mucho más los síntomas en las primeras horas de la mañana, se puede llegar a confundir con una cervicobraquialgia por espondilosis cervical. Por ello debemos estar atentos a los siguientes síntomas:

  • En los dedos podemos sentir:
    • Cosquilleo.
    • Adormecimiento.
  • Desde la muñeca hasta los dedos una sensación de ardor.
  • Alteraciones de la sensibilidad a los cambios de temperatura o en el tacto.
  • Sensación de anos entumecidas.
  • Debilidad en acciones de la mano, como el agarre y la pinza, entre otros.
  • La mano y el antebrazo duelen con frecuencia.
  • El patrón de sudoración de la mano cambia (hiperhidrosis).

Diagnóstico

Para valorar el diagnóstico de una persona que se sospecha tienen el síndrome del túnel carpiano (STC), se tiene que tomar en cuenta diversos factores que nos dirán si estamos ante esta patología:

Antecedentes:

Fracturas, embarazo, tendinitis, hipotiroidismo, diabetes, artritis reumatoidea, insuficiencia renal, entre otras.

Clínica:

  • Dolor: Hora, localización, más presente en la mano dominante, tiempo, trabajo.
  • Parestesia: Hora de presencia, irradiada, localizada o intermitente.

Descarte de otras patologías

Son diversas las patologías que pueden ocasionar muchos de los síntomas que están relacionados al síndrome del túnel carpiano, entre ellas: síndrome del desfiladero cérvico torácico, hernia discal cervical o compresión del nervio medio en otro lugar.

Estudios específicos:

  • RX de muñeca.
  • Estudios de la conducción nerviosa y electromiografía.
  • Hematología, endocrinólogía y serológica.
  • RX en la región cervical. (Descarte)
  • RX de tórax (Descarte)

Pruebas especiales de muñeca

Phalen

Sirve para el diagnóstico del túnel carpiano.

• El paciente coloca las manos en flexión palmar con los dorsos en contacto. Los codos están a la altura de los hombros.

• La posición debe ser mantenida durante 1 minuto.

• Es positivo si aparece dolor vivo y/o parestesias que harán que el paciente separe las manos antes de transcurrir el tiempo.

Prueba de Phalen.

Signo de Tinel

Sirve para diagnosticar un síndrome de túnel carpiano o síndrome del canal de Guyon.

Consiste en percutir con los dedos sobre el retináculo flexor, a nivel del palmar largo, por detrás del cual pasa el nervio mediano. La percusión debe ser enérgica y durante varios segundos y hacerse en ligera flexión dorsal.

La prueba es positiva si el paciente siente dolor y parestesias de distribución radial.

Signo de Tinel.

Prueba del canal de guyon.

Cuando la lesión se cronifica aparece atrofia de la eminencia hipotenar. Se comprobará la fuerza del tercer interóseo palmar, colocando un papel entre el 4º y el 5º dedo, pidiéndole al paciente que lo mantenga e incluso tirar de la hoja para notar si hay una pequeña resistencia.

También si está cronificado se le dice que cierre el puño y le costará cerrar el 4º y sobre todo el 5º dedo.

Prueba de Filkenstein.

Esta prueba se utiliza para hacer un diagnostico diferencial con la Tenosinovitis de Quervain. La prueba será positiva si aparece un dolor vivo en la base de la tabaquera anatómica. Se hace de manera bilateral para comparar, ya que la maniobra puede ser molesta en personas sin patología.

¿Cómo tratar el síndrome?

El tratamiento del síndrome puede variar dependiendo de la gravedad de la lesión, muchas de las veces se requiere de cirugía. En cualquier caso se recomienda:

  • Diagnóstico de imagen que descarte obstáculos insalvables para un tratamiento de Fisioterapia (ej. luxación anterior del semilunar).
  • Diagnóstico diferencial con otras patologías, por ejemplo una cervicobraquialgia de origen espondíleo, o atrapamiento en otros puntos del trayecto del nervio (síndromes canalares).
  • Análisis de factores predisponentes, desencadenantes y perpetuantes (ver causas).

Por otra parte, si los síntomas y la lesión aun son leves se recomienda el tratamiento con:

  • Tratamiento Manual de Fisioterapia (ver a continuación).
  • Férula para el síndrome del túnel carpiano.
  • La infiltración de corticoides.

Tratamiento fisioterapéutico

Sabemos que todas las personas que parecen del STC requieren de terapia con un especialista, que debe analizar todos los aspectos previos al tratamiento.

En tal sentido, estos son tratamientos más comunes utilizados por un fisioterapeuta para el síndrome del túnel carpiano:

  • Los músculos flexores de la muñeca y dedos, aductor del pulgar y los pronadores son relajados y estirados para provocar la relajación y liberar la presión sobre el nervio mediano.
  • Asimismo los músculos extensores deben ser tratados como arte de la unidad funcional.
  • Tratamiento del ligamento transverso del carpo.
  • Electroterapia como la radiofrecuencia, el ultrasonido, etc.
  • Neurodinámica del plexo braquial y específica del nervio mediano.
  • Con la finalidad de liberar el túnel carpiano se movilizan los huesos de la muñeca (huesos del carpo).
  • En el marco de un tratamiento mas completo deberían tratarse todos aquellos puntos que puedan suponer un obstáculo para el paso y deslizamiento del plexo braquial y del nervio mediano:
    • El desfiladero cervicotorácico (escalenos, pinza costo-clavicular y pectoral menor).
    • Bíceps braquial, flexores de la muñeca, fascia palmar y pronador redondo.

Otros tratamientos

Es importante reducir el dolor antes de afrontar cualquier programa de ejercicios para la recuperación funcional. Una vez reducido el dolor a niveles tolerables podemos proceder a fortalecer los músculos del antebrazo y de la muñeca realizando los siguientes ejercicios para el síndrome del túnel carpiano:

  1. El puño lo vas a cerrar con suavidad, luego abres la mano y estiras todos los dedos. Progresivamente puedes ir colocando gomas en los dedos para una mayor resistencia.
  2. Estira los músculos flexores y extensores de la muñeca.
  3. Realiza baños entre agua caliente-fría (1 y 2 minutos) durante 15 minutos, esto dos veces al día.
  4. Aplica crioterapia (hielo) en la zona anterior de la muñeca por 10 minutos aproximadamente varias veces al día siempre a través de un trapo y NUNCA DIRECTAMENTE SOBRE LA PIEL.

Diplomado en fisioterapia por la Universidad de Cantabria (2008). Director Instituto de Osteopatía y Terapias Manuales desde enero del año 2000. Profesor de Osteopatía Terapias Manuales y Postgrados de Fisioterapia desde 1996.


¿Olvidaste tu contraseña?
¡Oferta Black Friday!
Apúntate por solo 1€ a TODOS nuestros CURSOS

TODOS los Cursos para Fisioterapeutas. A partir del segundo mes, 9.99€. Sin Compromiso de Permanencia.